Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar

Carlos Montesinos

Collapse Show info

A la escultura “Cosmos Gaudi” Obra permanente en la galeria nacional de arte contemporaneo de Praga

Arquitectónicamente se trata de un volumen compacto, de edificación aislada, exenta. Tres plantas y con gran altura libre expresando la necesidad del espacio libre, de aire, lo acercan a las necesidades que tiene el habitante urbano actual, que prefiere una única estancia con funciones compartidas, más que pequeños habitáculos especializados. Cuatro fachadas semejantes en su composición, cuyas sutiles diferencias radican en la elección de colores en las vidrieras y en las que la selección de vistas del entorno dependerá de la diferente elección de ventana o de pantalla publicitaria en los huecos centrales. Puede recordar, en su concepto, la villa rotonda de Palladio. No se define claramente por una orientación, todas le gustan. Solo algún detalle marcará la fachada principal.

De diseño industrial, tiene esa aparente voluntad de elemento apilable. Parece que una pieza similar (no idéntica, tal vez) pudiera apoyarse encima. Y lo que eran accesos en planta baja, son ahora atrios porticados, de carácter muy mediterráneo.

Es una escultura, aunque por otra parte, todas las maquetas lo son. Sin embargo, en este caso lo es más, tal vez debido a esos elementos de carácter más simbólico que estructural o constructivo. Entre ellos, las puntas o pinchos que rematan la fachada y que tal vez el “arquitecto” no colocaría por prescindibles ó bien los reduciría a un gesto más comedido. El “escultor”, sin embargo los necesita para completar el volumen, para darle continuidad a la composición de planos plegados compuestos por polígonos triangulares. Esta composición de la fachada está inspirada, a mi entender, no sólo en los trabajos de Gaudí (fachada de la casa Milá o Sagrada familia), sino también en los conceptos futuristas (Brancusi) y la composición poliédrica y dibujos yuxtapuestos de M.C. Escher. La imagen resultante está cerca del “comic”, ese medio de expresión imaginativo y libre, no sometido a constricciones académicas o “modales”, que se atreve en muchas ocasiones con la arquitectura y en alguna de ellas la “inventa”. La composición y forma de los huecos, el uso de colores, la malla que poseen algunos de estos huecos que parece protegerlos de ataques externos, así lo confirma.

Carlos Montesinos
Arquitecto

Sorry, the comment form is closed at this time.