Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar

Jose Luis Vicente Ferris

Collapse Show info

A la escultura “Existencia Coaxial”

Obra permanente en homenaje al Poeta Miguel Hernandez Avenida del Doctor Gadea/Alicante.

La poesía de Miguel Hernández está plagada de metal triste y sonoro, de herrumbrosas lanzas, de yunques torrenciales, de vecindades de acero.

Nadie que haya probado el verso ametralladamente tierno de Hernández, su enérgica voz de poeta necesario, ha quedado indiferente. El hecho es que Víktor Ferrando los descubrió en la adolescencia, a sus diecisiete años, y desde entonces ha viajado con esa herida por el mundo.

Lleva más de un lustro consagrado a la escultura, cincelando el hierro, domesticando abstracciones, golpeando la raíz del metal hasta sacarle el alma, hasta extraer su néctar mineral y fundirlo después en una suerte alianzas secretas. Lo acaba de hacer como homenaje al autor de Viento del pueblo valiéndose de material ferroviario echado al abandono, raíles de trazados y derribos de los años 20 y 30, tortillería gastada por la herrumbre y placas de acero recicladas. Él lo llama “Existencia coaxial”, aunque lo cierto es que su obra traspasa las terminologías, las moléculas y las polaridades. Se trata de algo terriblemente humano, titánicamente sensible, cuyo destino no puede ser otro que sostener la magnitud del poeta, absorber su vuelo para irradiarlo después desde las reverberaciones del acero, para lanzarlo al mundo desde sus siete toneladas de metal, desde sus cubos retractiles donde reposan los versos de Miguel, donde anidan las voces de Miguel…

Ahora sólo cabe el silencio, la música desnuda del silencio, para dejarnos llevar por el tren imprescindible y puntual de la memoria.

Jose Luis Vicente Ferris
Escritor, Poeta, Ensayista y doctor en Literatura. Director del instituto Gil Albert De Alicante

Sorry, the comment form is closed at this time.