Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar

Paúl Naschy

Collapse Show info

A la escultura “The victory of Sigfried”

Mi gran amigo y compañero de aventuras y desventuras cinematográficas Luís Colombo, me pide una introducción para la obra escultórica de un artista llamado Viktor Ferrando, y debo reconocer que es una magnifica oportunidad que no voy a desaprovechar. He visto las esculturas de Viktor, y estoy francamente sorprendido, porque tengo la sensación de estar ante una obra muy importante. Es evidente que Viktor Ferrando maneja el material que utiliza para sus esculturas con una densidad, una pericia, y un talento sorprendentes. En el arte es muy difícil innovar y ante mis ojos se abre todo un mundo de sugerencias y misterios, a los que solamente la imaginación, y ¡¡que imaginación!!, puede llegar.

Yo ante la puerta o las puertas de Viktor Ferrando, intuyo un mundo lleno de aventuras fantásticas, donde se pueden encontrar perfectamente los míticos dragones, los no menos míticos guerreros de acero que trataban de rescatar a la princesa vigilada por la bestia, y por descontado cualquier criatura fantástica que emerja rotunda de un universo que sólo los elegidos pueden disfrutar. Las puertas de Viktor Ferrando me muestran toda clase de posibilidades, que la fantasía más desbordante pueda asimilar.

Me pregunto que si yo abriera una de esas puertas con qué me encontraría. Tengo la intuición de que los laberintos y pasadizos serían tan atractivos que me perdería en ellos para jamás regresar a la realidad. Sé que estoy ante la obra magistral de un artista sorprendente cuyos secretos me gustaría conocer. Tengo claro que la contemplación de estas obras constituye para mí un hecho inolvidable. Espero que sea él mismo el que me dé paso a su mundo creativo y misterioso.

Sorry, the comment form is closed at this time.